“No me gusta verme en las fotos”

“No salgo bien en las fotos”

Tan  cerca no se ve. Ninguno sabemos cómo somos en realidad. Nadie conoce la cartografía de su cuerpo, sus emociones y, mucho menos, el por qué de lo que es.

Estos pensamientos son habituales. Y no son frases banales, significan algo y significan muy fuerte. Entre ser un narcisista, buscando constantemente la exposición y exhibición de nuestra imagen a decir (y pensar) no me gusta verme hay un término medio. Porque en ese no gustar verse más que una inseguridad emerge una percepción distorsionada de lo que somos y cómo somos. La búsqueda, en definitiva, de la identidad. El ser igual a uno mismo


Spread the love