Solicita presupuesto y disponibilidad

 

“Retratos profesionales” es lo primero que pensé cuando me preguntaron por vez primera dónde quería llegar en la fotografía. No lo verbalicé inmediatamente, esperé un rato mientras pensaba si era posible, en un mundo en el que el acceso a la fotografía se había convertido en una corriente casi asfixiante. Un book, decían algunos, un reportaje, decían otros. Pero no. Retratos. Haberme criado a pocos metros del Museo del Prado y haber aprovechado en invierno para escapar de las clases la calidez del museo y en verano la temperatura siempre fresca del granito de la sierra de Madrid y el mármol de sus suelos siempre luminosos y siempre discretos. Años después, tras las infidelidades cíclicas con la moda, el cine y la publicidad, sigo deseando lo mismo: el retrato. El retrato con tantos fines como personas diversas. Pero siempre, el retrato, la identidad. Llegar a ser quien se es y volver a casa.

Spread the love