Conocí la obra de Nicolas de Staël gracias a una retrospectiva en el
MNCARS. En aquel momento acababa de leer L’Étranger, Camus para adolescentes que junto con Bukowski, Nietzsche y Joyce componen el panteón de los años de formación del pretencioso. La luz del crimen en la playa, preludio fotográfico de la nouvelle vague, que inmediatamente se acopla con la obra del emigrado ruso De Staël

Spread the love