Lo que no está es lo que más se ve.

El espacio negativo por el que nos movemos, el positivo en el que nos quedamos. 

Casi nadie se queda en un pasillo. Es raro, infrecuente y perturbador ver a alguien sentado en un pasillo o en el vestíbulo de una vivienda. Son, siguiendo a Marc Augé, no-lugares, espacios de paso, momentos de transitoriedad que definen al lugar en sí por vía negativa. La importancia de lo que es viene definida por lo que no es. En una aproximación a los espacios negativos podría decirse que la relación será de 1/5 o, dicho de otro modo, un veinte por ciento del total.Esta proporción encuentra su origen en el Principio de Pareto*. Si es mayor nos encontramos con recargamientos que se aproximan a lo barroco. Si la proporción es mucho menor posiblemente nos encontremos ante un recurso efectista. 

El espacio negativo

Spread the love